Cor d'Horta i Mercat

Cor d'Horta i Mercat

HABLEMOS DE LA HUELGA

HABLEMOS DE LA HUELGA

1 de diciembre de 2012 - L'Hortenc

No seré yo quien discuta de sí es necesario o conveniente hacer huelga. De motivos que la justifiquen tenemos muchos, y suficientes para exigir respuestas concretas de todos los gobernantes, los de aquí y los de allá, a las reivindicaciones que la gente pide. La situación social en general, ha llegado a un límite que necesita soluciones inmediatas y efectivas para apagar un fuego que quema sobre todo a las clases más desfavorecidas de nuestra sociedad y que cada día vemos como aumenta su virulencia incontrolable.

Lo que ya no es tan comprensible son algunas de las maneras y actuaciones de varios actores participantes de la huelga, indignados o sindicalistas no lo se, que no respetan el más mínimo sentido democrático que todos los ciudadanos tendríamos que poder disfrutar en este caso. No es admisible que las primeras acciones del día y sin que nadie les diga nada, un grupo organizado provoque desperfectos y costosos daños al mobiliario urbano y a instalaciones particulares.

No se pueden reclamar mejoras con la razón, cuando según informaciones oficiales una cincuentena de autobuses urbanos resultaron con vidrios y puertas rotas. Tampoco cuando se llenan de contenedores de basura las escaleras de las bocas del Metro. ¿Qué beneficio aportan estas acciones para justificar una protesta adecuada a las circunstancias actuales de malestar por los recortes y pérdida de derechos que estamos sufriendo?. Ninguno.

Desde siempre sabemos que en una huelga los piquetes informativos se transforman en grupos coactivos y esto no gusta a todo el mundo, y menos si de coactivos pasan a violentos.

¿Por qué? Pues primero falsifican los datos reales del seguimiento de la parada general. Muchos pequeños comercios sobre todo, para no decir una mayoría, cerraron por miedo a las consecuencias de abrir la persiana, y esto es engañoso. A los mismos sindicatos y organizadores, les sería más útil obtener resultados para saber la gente que realmente ha participado por convicción en la protesta, que no obligando de mala manera a ser contados como seguidores sin serlo.

Y la pobre mujer que, simple transeúnte de la vía pública y sin sufrir ningún alboroto alrededor, recibe un bote de pintura amarilla rebotado de una pared que le deja todo el vestido para tirar. Que decir del autobús 112, con servicios mínimos, y que el chófer, cumpliendo su obligación, se tuvo que justificar ante un miembro de un piquete que le dio “su permiso” para pasar por la plaza de Ibiza. Qué autoridad.

No vamos bien, compañeros y compañeras. Si unos han fallado estrepitosamente y por eso nos encontramos en una situación económica y social desesperada, sería bueno que por la otra parte actuáramos con razonamientos que todo el mundo acepte como suyos y que no puedan ser censurados por nadie, evitando así perder la razón y el derecho que tenemos los ciudadanos de reclamar lo que es nuestro. El bienestar y las protecciones sociales que se derivan pueden ser conseguidas igualmente con civismo y respeto para todo el mundo.

Nuestros socios

Aviram, Caça, Olives i Conserves Rubió
Calçats Nuanju
Tintoreria Penalba
Herbes i Mel - Dietètica Glòria
Ferreteria Marimon
Spa Urbà d'Horta
Carnisseria Magrans
Cargando...
x
X